19 nov. 2010

De concierto en concierto... y descanso porque me toca

19:05 del miércoles, llego a tierras compostelanas para disfrutar de dos conciertos muy esperados (aunque no tanto como al que iré el 4 de mes que viene de Teenage Funclub). Tras cenar nos encaminamos hacia la Sala Capitol, al llegar al callejón ya se notaba un buen ambiente, pese a la lluvia decenas de personas hacían cola para comprar las entradas para ver al soulman americana Eli “Paperboy” Reed y a su banda The True Loves.

Eli y la banda

Los afortunados que ya teníamos la nuestra entramos en la sala, eran las 21:30 y ya estaba más que mediada. Con un golpe de suerte encontramos un buen sitio al principio de la barra izquierda y allí nos “apalancamos” entre un público muy heterogéneo, desde punkys veinteañeros que se hacían hueco en la primera fila hasta hombres trajeados  que pedían sus primeros gyn-tonics detrás nuestra o modernos gafapastas que meneaban sus vestidos vintage. Eso ya adelantaba la calidad musical apta para todos los públicos que íbamos a presenciar; con un aviso por parte de uno de los trabajadores de la sala de la petición expresa del artista de no fumar pues estaba mal de la garganta. Con un comienzo de bastante puntualidad (británica no, que el chico es de Massachussets) arrancó un concierto de una hora y media má o menó en el que el chico del perfecto tupé me dejó claro canción tras canción “Muchacha mi show es más de los que esperabas”. Y es cierto, reconozco que no era un oyente fiel del artista, de hecho ni siquiera me había escuchada su último disco entero, pero afirmo que ahora su música sonará mucho más en mi Spotify (solo espero que ahora su música sin ser en directo no me decepcionen). 

Come on and get it!

Dicen que hace el mejor soul del siglo XXI, yo eso no em atrevo a confirmarlo o no, no soy experta para nada en temas musicales. Ni siquiera se que significa “Canciones de herencia gospel, velocidad psycho billy con elegancia rock.”  Que es como definen varios críticos su música. Lo que si se es que llegue a la capital para ver a un tío que cantaba con falsetes y me fui muy satisfecha de ver como Eli se rompía la garganta a medida que tus tobillos se aceleraban y mis rodillas no podían parar de moverse. Todo un places para los sentidos que, por supuesto, recomiendo.




Día 2 en Santiago dC. Tras dormir toda la mañana y recorrer tiendas en busca de un regalo de cumpleaños para mi hermano (felicidades ex teenager). Nos volvimos a poner en marcha hacía la sala de conciertos del día anterior. Llovía aún más y el ambiente exterior de la sala no era ni de lejos la mitad que en la anterior noche. De nuevo teníamos las entradas así que entramos en Capitol directamente. El público ya no era tan heterogéneo y la sala estaba cómodamente semi-vacía. Tras encontrar a un amigo nos colocamos en primerita fila. The Pains of Being Pure at Heart es un grupo que llevo escuchando mucho desde que mi novio me regaló el disco. Me gustaban, igual sus canciones no tenían un talento muy notable y no hacen una música nueva ni nada eso, pero me gustan.

Portada del disco

La verdad no recuerdo si fueron puntuales o no, de hecho escasos aplausos sonaron cuando salieron al escenario, y ya los primeros acordes rondó en mi cabeza “Este chico canta mal o es cosa del sonido?”. Era el concierto más esperado para mí de esta semana y se convirtió en una pequeña decepción. Su sonido musical no era claro, la voz del cantante no ayudaba y los nervios que todos parecían que tenían tampoco. De hecho creo que no solo no me convencieron a mí, la sala no se notaba muy vibrante y parece que se “ganaron” al público cuando el cantante chapurreó en castellano “Me gusta el calimocho, quiero beber siempre calimocho… que lástima!” xD y cuando tocaron los temás “miticos” de su único disco. No voy a decir que no me gusten pues seguiré escuchando su disco, pero la verdad es decepcionante ir a ver un grupo que te guste y que en concierto pierdan tanto…




La buena música se escucha en directo, y esta semana la buena música fue representada por un tío en traje y corbata que movía su tupé y sus tobillos a ritmo de soul americano y su carismática banda de músicos. Yeah!


_buenas noches señores/as!


5 comentarios:

BAILANDO EN UNA MACETA dijo...

q tl de concis x santiago? ehh ?
cuentame!

Verónica dijo...

Hola!
Buf en concierto de Eli Paperboy genial... que máquina! El de los Pains llegó a ser aburrido, una pena. Aún me queda otro más el día 3 de diciembre de los Teenage Funclub...que emoción!
Has ido a alguno?
Santiago rules!

collagevintage dijo...

Que guay que no pares de conciertos, yo me he quedado sin entradas para el de MGMT que me apetecía un montón, ultimamente siempre me pasa eso... estoy gafada!!!

Muchas gracias por tu felicitación guapisima! estoy suepr contenta con mi unica featured jaja!

MUUAS

Henar dijo...

Genial post, muy buena crónica!
Un beso
www.ohmyvogue.com

Natalie Suarez dijo...

cute! love it :)

natalieoffduty.blogspot.com

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...